• THD

Neuralink: una vista hacia el futuro.


Cuando Elon Musk compró Neuralink, una empresa que quiere desarrollar la tecnología para conectar nuestras mentes a internet, la mayoría de la gente pensó que era otra de sus «locas ideas». Después, el proyecto se sumó en un silencio de dos años que no se ha roto hasta este mes, en el que el polémico empresario también dueño de las pioneras Tesla, SpaceX o Hyperloopha dado una rueda de prensa para contar al mundo sus intenciones. «No será de repente, pero Neuralink ideará un cordón neuronal artificial que podrá tomar el control de los cerebros de las personas», explicó en el evento. Utilizar un ordenador solo con el pensamiento o cualquier aparato conectado, como la televisión, la nevera y, por supuesto, el móvil, solo con un pensamiento. Esa es la verdadera naturaleza y ambición de Neuralink.


Pero de momento solo se están dando los primeros pasos: el equipo acaba de hacer público un estudio en la página de pre impresión Biorxirv (es decir, no revisado aún por pares) en el que explican cómo funciona una interfaz de «hilos» que van «cosidos» al cerebro humano y que pretenden ser la base para ayudar a pacientes con miembros amputados a mover sus prótesis robóticas tan solo con el pensamiento.




Composición


La tecnología consta de dos partes: por un lado, los citados hilos flexibles, más delgados que un cabello humano, y que portan en su interior los electrodos que recogen la actividad cerebral. Por el otro, la «máquina de coser» que teje estos hilos al cerebro a razón de seis hilos (192 electrodos) por minuto. La combinación de ambas proporciona un cableado que tiene como principal ventaja que evita los vasos sanguíneos, lo que reduce los aspectos negativos en caso de respuestas inflamatorias.


No es una idea nueva, pues ya se han desarrollado y se están probando interfaces parecidas, pero Neuralink es mucho menos invasiva y dañina que los sistemas anteriores. La idea es que los electrodos se conecten con el cerebro a través de la tecnología láser, y que externamente los hilos acaben en una especie de interruptor que se coloca detrás de la oreja (parecido a un audífono) que a través de conexión Bluethooth o USB pueda conectarse con nuestro móvil, que tendrá una aplicación para gestionar todo el programa.


Pruebas


En la presentación se afirmó que, de momento, el sistema ha sido probado en ratas con un alto nivel de éxito y que quieren comenzar las pruebas en personas en el segundo semestre de 2020. En sus primeras fases esta tecnología se enfocará para pacientes con miembros robóticos, pero se quiere ampliar para enfermos que han perdido el habla o el oído para acabar realizando interfaces comerciales que nos permitan manejar a cualquiera nuestro móvil u ordenador tan solo con la mente, a modo «Matrix» (de hecho, la película ha servido de inspiración para sus ingenieros). ¿Puede suponer Neuralink el principio de una nueva revolución?



Fuente: ABC Ciencia.

4 vistas

         THD Lateral  Rut: 76.863.592-7

                    Chile (56) 998927859    

Certificados por